Saltar al contenido

Cadenas de Reloj de Bolsillo

Un reloj de bolsillo es imaginado en la mente de todo el mundo como un conjunto con su cadena. Una cadena hace el aspecto de un reloj de bolsillo más reconocible, distinguido y elegante. ¡Es impensable llevar tu reloj de bolsillo sin una cadena acorde! Además, ¿Cómo vas a lucir tu reloj de bolsillo si la cadena no se deja entrever para llamar la atención de cualquiera?

Catálogo de Cadenas de Reloj de Bolsillo en Oferta

¿Cómo desenredar las Cadenas de mi Reloj de Bolsillo?

Tanto si se trata de una cadena de plata como de oro, estas pequeñas tienen la manía de enredarse. Al ser tan finas y tan excepcionalmente largas, suelen formar nudos entre ellas que resultan extremadamente molestos. En especial cuando tenemos varias de estas cadenas en un mismo contenedor, como una bolsita o una caja, las diferentes cadenas se enredan con facilidad.

Igual que con todo tipo de joyería, ver nuestras cadenas enredadas puede resultar estresante y nos causa un poquito de ansiedad. Y muchas veces al intentar separarlas, es posible que el nudo se haga todavía más grande o incluso acabemos rompiendo alguna de ellas. Pero no te preocupes, aquí van tres pasos para desenredar tus cadenas fácilmente:

Paso 1: Colocar las cadenas sobre una superficie plana y dura. Esparce las cadenas por ella de forma que no se vuelvan a formar nudos.

Paso 2: Toma un elemento lubricante como aceite o jabón. Frotalo con los dedos y esparce el lubricante uniformemente por el nudo.

Paso 3: Deshaz los nudos con una facilidad que nunca te habrías imaginado. De repente, estos nudos ahora casi se deshacen solos.

Tipos de Cadenas de Reloj de Bolsillo

Estos son los principales materiales que se usan en la fabricación de las cadenas de los relojes de bolsillo. Averigua más sobre ellos y elige es que más te guste.

Cadena de Reloj de Bolsillo de Oro

Reloj de bolsillo con Cadena de Oro.

Este material está asociado a la alta clase, al diner y al poder, ya que en sí este material es una material realmente caro. Es por ello que cuando se compra una cadena de oro es siempre para acompañar a relojes de bolsillo que sean también de oro u otro material igual de caro, como la plata. Asimismo, si te decides a comprar una cadena de reloj de bolsillo, será una cadena que desde luego llamará la atención, por lo que atraerás la mirada de mucha gente.

Cadenas de Reloj de Bolsillo de Plata

Las cadenas de reloj de plata son consideradas de las más elegantes entre todas las variaciones. Tienen una gran calidad y resultan baratas, por lo que son de las mejores opciones si buscas una cadena perfecta para tu reloj. Los eslabones de tu reloj le darán lujo de forma barata a tu bolsillo.

Reloj con Cadena de Plata.

Como norma general, la plata utilizada para hacer estas cadenas es de tres categorías: 925, también llamada de primera ley; 950 y 999. Todas estas tienen diferentes purezas, siendo la de 999 la que tiene la mayor pureza (99,9%).

Cadenas de Reloj de Bolsillo de Bronce

Reloj de Bolsillo con Grabado y Cadena de Bronce.

Las cadenas de bronce son bastante poco comunes. Sin embargo, existen, y son una posibilidad que tal vez no te hayas ni planteado. Su color es muy diferente al de los otros metales, pero hay muchos relojes que tienen colores parecidos y tal vez les quede bien una cadena de bronce. Por eso te recomendamos que les eches un vistazo a las propuestas que te presentamos:

Cadenas de Reloj de Bolsillo de Acero Inoxidable

Cuando la opción de una cadena de plata no te convence o el color de una de oro o bronce no combina con tu reloj, la opción acertada es una cadena de acero inoxidable. Estas cadenas son más resistentes que una de bronce y pueden pintarse de cualquier color para darle el acabado que quieras, o simplemente usar su color metalizado, un tanto más oscuro que la plata.

Ganchos para Cadena de Reloj de Bolsillo

Estas cadenas suelen tener diferentes tipos de accesorios en los extremos, uno estándar en un extremo para engancharlo al reloj, y otro para sujetar la cadena a la ropa con diferentes formas. Los tipos más comunes son de ojal para los botones, de garra de langosta, o para los bolsillos.

¿Por qué comprar una Cadena de Reloj de Bolsillo?

La cadena de un reloj de bolsillo no solo es esencial para el conjunto del reloj, sino que además funciona a modo de seguro. En conclusión, una cadena es elegante, llamativa e imprescindible para un reloj de bolsillo.

Venta de Cadenas de Relojes de Bolsillo

En nuestro catálogo de cadenas de relojes de bolsillo contamos con las mejores y más baratas cadenas de reloj de bolsillo que puedes comprar online. Todas ellas se pueden comprar por mucho menos de lo que te puedes imaginar y te invitamos a que veas los precios tan baratos que se ofertan.

Las cadenas utilizadas para los relojes suelen tener una longitud de entre 1 m y 30 cm, y suelen ser de plata, oro, bronce y acero. En nuestra selección te traemos las mejores cadenas al mejor precio que puedes comprar online. Échales un vistazo a los precios y las valoraciones de los usuarios para elegir la tuya propia.

¿Qué tipo de Cadena debería Comprar para mi Reloj de Bolsillo?

Por lo general el tipo de cadena que quieres comprar para tu reloj de bolsillo debe ir ligado al material de tu reloj, su diseño y el uso que le vayas a dar. Si tu reloj de bolsillo es de acero inoxidable, una cadena de oro puede desentona un poco. Por otro lado, las cadenas de acero inoxidable pegan con prácticamente cualquier material y diseño: son generales, pero siempre funcionan.

Las cadenas de oro y plata son las más lustrosas, durables y caras que puedas encontrar. Si tienes un reloj de alta calidad, deberías desde luego al menos plantearte una cadena de oro a juego con tu reloj. Sin embargo, si tienes un reloj por que te gusta el steampunk, sería más recomendable una de acero inoxidable o bronce. Es por esa razón que además del material debes también tener en cuenta el precio de la cadena y el dinero que te puedes y quieres gastar.

Origen de las Cadenas de Relojes de Bolsillo

Durante los años, la gente se dio cuenta que unos aparatos tan frágiles como son los relojes de bolsillo eran muy propensos a caerse y, por lo tanto, a romperse. Normalmente, las piezas que se suelen romper cuando se caen los relojes de bolsillo suelen ser las partes interiores, además del cristal, si tienen. Este hecho y junto al valor tan elevado que tenían y tienen actualmente los relojes de bolsillo forzó a la gente a buscar una manera de evitar que estos se dañaran.

Las Cadenas son la Solución

La forma más elegante que se encontró de proteger un reloj de bolsillo es, simplemente, que no se golpeen. Dado que la mayoría de los golpes son procedentes de caídas una vez se ha sacado el reloj, ya que se suelen manejar con una sola mano, evitar que se cayeran directamente eliminaba la mayoría de los problemas.

Opciones Descartadas

Otras opciones podrán haber sido hacer los componentes interiores más gruesos y difíciles de romper, utilizar otros materiales más duros en la cubierta o no usar un cristal como los relojes de bolsillo originales. Sin embargo, todas estas soluciones implicaban muchos otros problemas que encarecerían su producción o que con la tecnología de la época eran simplemente inviables.

Por esta razón, ya desde los comienzos de relojes de bolsillo estos se han llevado atados al cuello con cuerdas o, más comúnmente, cadenas.

Alternativas Baratas a las Cadenas

A pesar de que las cadenas añaden mucho a un reloj, empezando por la protección, además de todo el estilo y glamur, también viene con una serie de desventajas por las que hay gente que se han tomado la molestia de buscar una alternativa para sus preciados relojes de bolsillo.

Uno de los problemas que cualquier usuario de reloj de bolsillo encontraba cuando una cadena, especialmente las más largas, era que estas se enganchaban en casi todo. Esto las hacía imprácticas y engorrosas de usar, ya que te tenías que detener a desenredar tu reloj de lo que fuera con lo que se hubiera enredado ahora.

La Alternativa Histórica: las Tiras de Cuero

Cadenas y Cintas de Cuero.

Por esa razón mucha gente cambió a las tiras de cuero. Estas tiras de cuero medían entre 10 y 15 cm y se colocaban dentro del bolsillo de forma que solo asomara el reloj, y en caso de que quisieras ver la hora solo tuvieras que levantarlo y agachar la cabeza. Más adelante, durante la Segunda Guerra Mundial y con la aparición de los relojes de muñeca, toda persona no muy entusiasta de los relojes de bolsillo, que prefería algo más práctico y accesible, cambió sus viejos relojes de bolsillo.